Consejos para lavar, secar, planchar y guardar tu traje de flamenca

Consejos para lavar, secar, planchar y guardar tu traje de flamenca

Que un traje de flamenca acabe lleno de albero y de lamparones de vino es una buena señal: habla de una “ferianta” que ha pasado muchas horas en el Real. Y, como se suele decir, ¡que nos quiten lo ‘bailao’!

Pero pasados los días de juerga y la resaca, es momento de ofrecer al atuendo flamenco el mejor mantenimiento para que dure unos cuantos años más.

Consejos para tratar el traje de flamenca tras la feria

El lavado

El quid de la cuestión es el tiempo. Lavarlo la semana después de feria aumentará las posibilidades de éxito en el resultado. Como con cualquier prenda, hay que prestar atención a los tejidos, información disponible bien en la etiqueta, bien proporcionada por el diseñador.

Por lo general, conviene optar solo por agua fría para enguajarlo. Es recomendable separar las enaguas, en caso de haberlas, y ni que decir tiene que nada de flecos en el lavado, que se enrederán y estropearán. Mejor lavar el mantón a mano por separado sin mojar los flecos.

Para un segundo lavado a mano en profundidad del traje de flamenca, elementos como el vinagre o la sal son más recomendables que los tóxicos productos industriales.

Si prefieres la lavadora, un programa corto especial para ropa delicada que complemente el detergete líquido y los elementos mencionados, puede ir bien. Mejor con toallitas que absorben el color.

El secado y planchado

Según sale de la lavadora o de la bañera, en caso de que se haga a mano, y sin más programas o acciones para escurrir, lo mejor es tenderlo a la sombra. El sol intenso puede causar estragos en los colores, así que busca un lugar en el que no incida directamente.

Para mitigar los riesgos de la plancha, es mejor poner el traje del revés y planchar a una temperatura media, con especial atención a los volantes. Uno a uno, quedarán perfectos.

Hora de guardarlo

Una vez esté limpio y seco, será más fácil ver si tiene alguna rotura, sobre todo durante el planchado. El traje de flamenca se debe colgar sin más, sin darle la vuelta, para que esté listo para la próxima feria. Si no hay bastante espacio, hay que hacerse con una bolsa de plástico para trajes y procurar no doblarlos demasiado.

Carmen Latorre

Consejos para lavar, secar, planchar y guardar tu traje de flamenca

Cerrar
Cerrar
Acceder
Cerrar
Carrito (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.





Cerrar
×